Carta abierta a Carmen Felicia

cfm

Me dices que no juzgue a la gente, si no me consta lo que se dice.

Que si no lo veo, no lo repita.

Te ofrezco ayuda en algo y, si me distraigo,

cuando te busco ya todo está hecho

porque no te gusta depender de nadie

porque las cosas no se dejan para después

porque el descanso es para los muertos

y porque la diferencia entre la vida y la muerte está en el hacer

En actuar, en no dejar para mañana lo que puedes hacer hoy.

Tú vives

Vives cada minuto de la vida

Y me enseñas

en cada segundo que paso contigo.

Provoca observarte hacer, escucharte hablar

Ver tus ojos alegres, reír con tu risa contagiosa

Tu felicidad se pega

Sonríes de orgullo con cada uno de mis logros

y no hay mejor recompensa

Te abrazo cuando estoy cerca, te llamo cuando estoy lejos

Y te extraño.

Decido volver para jugar dominó contigo y para regar tus matas

para que me hagas la comida que me gusta

y para que me cuentes, sentadas en el frente de tu casa, toda tu historia

Lo que has vivido.

Y te admiro más que nunca y te escucho con más atención

queriendo captar todo, que no se me escape nada

Porque me da miedo el futuro

Y amo ese “ahora” porque te tengo a ti.

Tú has marcado mi alma con los más pequeños detalles

me enseñaste a orar antes de dormir

a querer a los animales y a tomar café en las tardes

Me enseñaste a compartir y también

que con poco o con mucho: siempre se puede ser feliz.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s